Cálculos renales

piedras en el riñón

Los cálculos renales o piedras en el riñón (litiasis renal, nefrolitiasis) son depósitos duros hechos de minerales y sales que se forman dentro de los riñones.

Los cálculos renales tienen muchas causas y pueden afectar cualquier parte de las vías urinarias, desde los riñones hasta la vejiga. A menudo, las piedras se forman cuando la orina se concentra, permitiendo que los minerales se cristalicen y se peguen.

 Pasar piedras en el riñón puede ser bastante doloroso, pero las piedras generalmente no causan daños permanentes si se reconocen de manera oportuna. Dependiendo de su situación, es posible que no necesite nada más que tomar analgésicos y beber mucha agua para pasar un cálculo renal. En otros casos, por ejemplo, si los cálculos se alojan en el tracto urinario, se asocian con una infección urinaria o causan complicaciones, es posible que sea necesaria una cirugía.

Es posible que su médico le recomiende un tratamiento preventivo para reducir el riesgo de cálculos renales recurrentes si tiene un mayor riesgo de desarrollarlos nuevamente.

piedras en el riñón

Síntomas de tener piedras en el riñón

Un cálculo renal puede no causar síntomas hasta que se mueve dentro de su riñón o pasa al uréter, el tubo que conecta el riñón y la vejiga. En ese punto, puede experimentar estos signos y síntomas:

  • Dolor intenso en el costado y la espalda, debajo de las costillas
  • Dolor que se irradia a la parte inferior del abdomen y la ingle
  • Dolor que viene en ondas y fluctúa en intensidad
  • Dolor al orinar
  • Orina rosada, roja o marrón
  • Orina turbia o maloliente
  • Náuseas y vómitos
  • Necesidad persistente de orinar
  • Orinar con más frecuencia de lo habitual
  • Fiebre y escalofríos si hay una infección presente
  • Orinar pequeñas cantidades

El dolor causado por un cálculo renal puede cambiar, por ejemplo, cambiando a una ubicación diferente o aumentando en intensidad, a medida que la piedra se mueve a través de su tracto urinario.

Cuándo ver a un doctor

Solicite una cita con su médico si tiene cualquier signo y síntoma que le preocupe.

Busque atención médica inmediata si experimenta:

  • Dolor tan severo que no puede quedarse quieto o encontrar una posición cómoda
  • Mal estar acompañado de náuseas y vómitos
  • Dolor acompañado de fiebre y escalofríos
  • Sangre en tu orina
  • Dificultad para orinar

Causas

Los cálculos renales a menudo no tienen una causa única definida, aunque varios factores pueden aumentar su riesgo.

Los cálculos renales se forman cuando la orina contiene más sustancias formadoras de cristales, como calcio, oxalato y ácido úrico, que el líquido en la orina puede diluirse. Al mismo tiempo, su orina puede carecer de sustancias que eviten que los cristales se peguen entre sí, creando un entorno ideal para la formación de cálculos renales.

Tipos de cálculos renales

Conocer el tipo de cálculos renales ayuda a determinar la causa y puede brindar pistas sobre cómo reducir el riesgo de tener más cálculos renales. Si es posible, intente guardar su cálculo renal si pasa uno para poder llevarlo a su médico para su análisis.

Los tipos de cálculos renales incluyen:

  • Piedras de calcio La mayoría de los cálculos renales son cálculos de calcio, generalmente en forma de oxalato de calcio. El oxalato es una sustancia natural que se encuentra en los alimentos y también se produce diariamente a través de su hígado. Algunas frutas y verduras, así como nueces y chocolate, tienen un alto contenido de oxalato.

    Los factores de la dieta, las altas dosis de vitamina D, la cirugía de bypass intestinal y varios trastornos metabólicos pueden aumentar la concentración de calcio u oxalato en la orina.

    Los cálculos de calcio también pueden ocurrir en forma de fosfato de calcio. Este tipo de cálculo es más común en condiciones metabólicas, como la acidosis tubular renal. También puede estar asociado con ciertos dolores de cabeza por migraña o con ciertos medicamentos para las convulsiones, como el topiramato (Topamax).

  • Piedras de estruvita Los cálculos de estruvita se forman en respuesta a una infección, como una infección del tracto urinario. Estas piedras pueden crecer rápidamente y volverse bastante grandes, a veces con pocos síntomas o poca advertencia.
  • Piedras de ácido úrico. Se pueden formar cálculos de ácido úrico en personas que no beben suficientes líquidos o que pierden demasiado líquido, aquellos que consumen una dieta alta en proteínas y aquellos que tienen gota. Ciertos factores genéticos también pueden aumentar su riesgo de cálculos de ácido úrico.
  • Piedras de cistina. Estas piedras se forman en personas con un trastorno hereditario que hace que los riñones excreten demasiados aminoácidos (cistinuria).

Factores de riesgo

Los factores que aumentan su riesgo de desarrollar cálculos renales incluyen:

  • Familia o historia personal Si alguien en su familia tiene cálculos renales, es más probable que también desarrolle cálculos. Y si ya ha tenido uno o más cálculos renales, está en mayor riesgo de desarrollar otro.
  • Deshidración. No beber suficiente agua todos los días puede aumentar el riesgo de cálculos renales. Las personas que viven en climas cálidos y las que sudan mucho pueden correr mayor riesgo que otras.
  • Ciertas dietas. Comer una dieta alta en proteínas, sodio (sal) y azúcar puede aumentar el riesgo de algunos tipos de cálculos renales. Esto es especialmente cierto con una dieta alta en sodio. Demasiada sal en su dieta aumenta la cantidad de calcio que sus riñones deben filtrar y aumenta significativamente el riesgo de cálculos renales.
  • Ser obeso El alto índice de masa corporal (IMC), el gran tamaño de la cintura y el aumento de peso se han relacionado con un mayor riesgo de cálculos renales.
  • Enfermedades digestivas y cirugía. La cirugía de derivación gástrica, la enfermedad inflamatoria intestinal o la diarrea crónica pueden causar cambios en el proceso digestivo que afectan la absorción de calcio y agua, aumentando los niveles de sustancias formadoras de cálculos en la orina.
  • Otras condiciones médicas. Las enfermedades y condiciones que pueden aumentar su riesgo de cálculos renales incluyen acidosis tubular renal, cistinuria, hiperparatiroidismo, ciertos medicamentos y algunas infecciones del tracto urinario.
Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.

ÚLTIMOS REMEDIOS

Remedios caseros