7 Remedios caseros para la Intolerancia a la lactosa

intolerancia a la lactosa

Para las personas que presentan intolerancia a la lactosa (alrededor del 70% de la población mundial), comer cualquier producto procedente de la leche puede acarrear desagradables consecuencias.

Es probable que después de ingerir una bola de helado o un vaso de leche se sientan hinchadas o experimenten movimientos institucionales intensos. Otros síntomas son diarrea, flatulencias, retortijones y malestar. Las molestias se deben a que el intestino delgado nos produce suficiente lactasa, la encima necesaria para dirigir la lactosa (el azúcar natural de la leche).

El grado de intolerancia a la lactosa varia de una persona a otra, de modo que no puede aplicarse un tratamiento único. Para establecer el grado de tolerancia, conviene realizar pruebas con distintas cantidades de productos lácteos. Existen algunos remedios caseros para este problema.

REMEDIOS CASEROS PARA LA INTOLERANCIA A LA LACTOSA.

SOMETERSE A UNA PRUEBA DE TOLERANCIA.

Consiste en disminuir la cantidad de leche y productos lácteos hasta que desaparezcan los síntomas. Algunas personas presentan problemas con sólo un cuarto de vaso de leche, pero alrededor del 30% de los individuos con intolerancia a la lactosa tiene síntomas al beber el 30-40% de un vaso de leche.

NO OLVIDARSE DEL CALCIO.

Los productos que contienen leche constituyen una de las principales fuentes de calcio. Si la fuente de calcio más importante de la dieta es la leche y no puede tomar, debe ingerirse el calcio necesario por medio de otros alimentos, como;

  • Sardinas.
  • Espinacas.
  • Brécol.

NO BEBER LECHE SOLA.

Muchas personas han comprobado que los síntomas desaparecen si toman leche junto con las comidas.

COMER YOGUR

Los microorganismos que producen el yogur también elaboran lactasa para digerir la lactosa contenida en el yogur. Alrededor del 70-80% de las personas con intolerancia a la lactosa toleran muy bien el yogur, porque sólo contiene el 75% de la lactosa de una cantidad equivalente de leche.

Es mejor emplear el yogur desnatado, ya que la grasa retrasa el paso del alimento al intestino y los microorganismos tienen más tiempo de ser destruidos por los ácidos del estomago.

El yogur con microbios acidófilos es muy beneficioso para la digestión, pero estos microorganismos colonizan el intestino grueso y la digestión de la lactosa se produce en el intestino delgado, por lo que estas bacterias no participan en su digestión.

AGREGAR LACTASA.

Algunos productos añaden lactasa a la leche. También existe una forma liquida, que se puede agregar a la leche. Asimismo, se puede ingerir en forma de comprimidos en el momento de comer alimentos que contengan lactosa.

Unas pocas gotas de lactasa en 1/4 de litro de leche le confiere un sabor más dulce y reduce las flatulencias. El único problema es saber si la cantidad de lactasa agregada es correcta, sobre todo si se tiene en cuenta que cada individuo presenta un grado diferente de intolerancia a la lactosa.

Se trata simplemente de una prueba de ensayo y error. Los comprimidos y las gotas se encuentran en las farmacias y no requieren receta médica. Esta es una solución eficaz.

PROBAR LA LECHE CORTADA O EL QUESO.

La leche cortada se tolera mucho mejor, ya que tiene menos grasa y menos colesterol. El queso contiene menos lactosa que la leche. Los quesos fuertes son los mejores, porque están más fermentados. El queso suizo o el queso cheldar contienen muy poca cantidad de lactosa, por lo que tienden a provocar menos trastornos digestivos.

CONTROLAR LOS ADITIVOS Y EXCIPIENTES.

La lactosa es un ingrediente muy común en muchos medicamentos y suplementos nutritivos. Algunas personas presentan síntomas de intolerancia debido a la lactosa que contienen ciertos comprimidos o productos alimentarios. Conviene leer las etiquetas y antes de tomar un suplemento consultarlo con un fitoterapeuta o un naturópata experimentados.

REDUCE LA INTOLERANCIA A LA LACTOSA CON EL CACAO.

Estudios recientes sostienen que el cacao puede reducir los síntomas de intolerancia a la lactosa. Esto explica por qué los individuos que sufren este trastorno no presentan sintomas acusados cuando añaden cacao a la leche.




Se supone que el cacao demora el proceso de vaciado del estómago, lo que reduce la velocidad con que la lactosa llega al colon. Si se desea beber leche, es mejor mezclarla con un par de cucharadas de cacao en polvo, que tiene menos grasa que el chocolate liquido.

LOS CONSEJOS DEL MÉDICO.

Las fuentes alternativas del calcio.
La razón fundamental para consumir productos lácteos es su alto contenido en calcio, esencial para fortalecer los huesos y prevenir enfermedades como la osteoporosis. Sin embargo, ésta es prácticamente su única ventaja.

La leche entera, los quesos y los helados contienen una importante cantidad de grasa y todos los productos lácteos tienen colesterol. En realidad, no es imprescindible ingerir productos lácteos para obtener calcio. Los chinos y los esquimales, por ejemplo, rara vez toman leche y, a pesar de ello, presentan un indice de osteoporosis sorprendentemente bajo.

¿COMO PODEMOS OBTENER EL CALCIO NECESARIO SIN DEPENDER DE LOS PRODUCTOS LÁCTEOS?.

  • Comer verduras. Las hortalizas de hojas verdes, como las espinacas, son muy ricas en calcio. Se obtiene un mayor beneficio de las verduras si se acompañan con zumo de naranja, ya que el organismo asimila mejor el calcio en presencia de ácidos. Los médicos recomiendan tomar 3 vasos de zumo de naranja diarios para tener un acidez intestinal óptima.
  • Comer pescado. Las sardinas, anchoas y otros pescados de espinas blandas y comestibles constituyen una exelente fuente de calcio. Se cree que los esquimales no sufren osteoporosis porque se comen las espinas del pescado. A diferencia de las espinas de otros pescados, las de las sardinas y las anchoas resultan muy fáciles de digerir.
  • Tomar antibióticos de vez en cuando. Muchos antiácidos contienen calcio. Sin embargo, no deben convertirse en la fuente principal de este nutriente, ya que su ingestión continuada afecta a la acidez natural del estómago.

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.

Deja un comentario