Remedios Caseros para la Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad irritante y crónica de la piel que se desarrolla cuando el sistema inmunológico del cuerpo se vuelve loco y envía señales incorrectas a las células de la piel provocando que se multipliquen rápidamente. Las células de la piel se multiplican rápidamente a un ritmo de días en lugar de semanas, y una capa gruesa de nuevas células de la piel cubre la piel ya que no hay descamación del exceso de células de la piel.

Esta capa apilada de células aparece en forma de parches en la piel, caracterizados por enrojecimiento e irritación, y a menudo va acompañada de parches  gruesos, escamosos, picorosos y de color blanco plateado  que a veces son dolorosos. La psoriasis no es contagiosa y no se adquiere al tocar a un paciente con psoriasis.

Otros síntomas incluyen picazón, inflamación y dolor. El problema ocurre principalmente en las rodillas, los codos, las palmas de las manos y el cuero cabelludo, pero también puede aparecer en otras partes del cuerpo.

La psoriasis se considera una enfermedad autoinmune (fuerte) (fuerte) en la que el sistema inmunitario ataca por error a las células sanas del cuerpo, cambiando así el ciclo de vida de las células de la piel.

Normalmente, las células de la piel maduran y mueren aproximadamente una vez al mes. Pero, en el caso de la psoriasis, tienden a madurar y a morir en menos de una semana, lo que provoca una acumulación de células muertas en la piel.

La afección a menudo se desencadena por factores como estrés emocional, piel seca, quemaduras de sol, tabaquismo, consumo de alcohol, desencadenantes ambientales, infecciones virales o bacterianas y ciertos medicamentos como bloqueadores beta, preventivos de la malaria, litio e ibuprofeno.

También tiende a ser hereditaria y empeora en aquellos con un sistema inmunológico débil. La mayoría de los tipos de psoriasis pasan por ciclos de brotes y remisiones.

Aunque no existe cura para la psoriasis y es difícil y frustrante tratarla, puede utilizar algunos remedios caseros naturales y eficaces para controlar los síntomas y prevenir la infección. Además, consulte a su médico para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Aquí están los 10 mejores remedios caseros para la psoriasis.

1. Avena coloidal

avena coloidal

avena

La avena coloidal se refiere a la avena que ha sido finamente molida y luego suspendida en cualquier líquido como agua, gel, etc. Mientras está en el medio líquido, la avena permanece suspendida y dispersa uniformemente. La ventaja de la avena coloidal es que se puede aplicar fácilmente y absorber rápidamente. Por lo tanto, es muy beneficioso para los trastornos de la piel como la piel seca, el eccema y la psoriasis.

Muchas de sus propiedades beneficiosas para la piel se deben a la presencia de productos químicos terapéuticos presentes en ella. Los almidones y los beta glucanos son responsables de su retención de agua y de su función protectora. Sus actividades antioxidantes y antiinflamatorias se deben a los fenoles, mientras que las saponinas son las principales responsables de su actividad limpiadora.

Todas estas propiedades funcionales hacen de la avena coloidal un maravilloso limpiador, hidratante, tampón y un agente antiinflamatorio protector y calmante para el tratamiento de los síntomas de la psoriasis.

  • Un baño de avena ayuda a hidratar las capas de la piel, reduciendo tanto la picazón como la inflamación. También suaviza y calma la piel, así como calma los nervios. Mezcle bien una taza de avena en polvo fino en una bañera llena de agua tibia. Sumérjase en este baño de avena durante 15 a 20 minutos diariamente durante los brotes. Cuando salga del baño, enjuague con agua tibia, seque la piel y aplique generosamente una buena crema hidratante.
  • Otra opción es envolver dos puñados de avena enrollada en un paño de muselina, colocarla en la bañera y correr agua caliente sobre ella. Luego, agregue un poco de agua fría para llevar el agua del baño a una temperatura cómoda y apriete la bolsa de avena. El agua se volverá lechosa. Sumérjase en esta agua durante unos 10 minutos. Puede usar la bolsa de avena como un limpiador suave mientras la remoja. Después de este baño, seque e hidrate la piel. Usted puede hacer esto diariamente durante los brotes. Asegúrese de desechar la bolsa de avena después de cada uso.

2. Vinagre de sidra de manzana

Vinagre de sidra de manzana

Según la National Psoriasis Foundation, el vinagre de sidra de manzana (ACV), que se utiliza como desinfectante desde la antigüedad, puede aliviar la sensación de picor y la irritación asociada con la psoriasis.

El vinagre de sidra de manzana ayuda a restaurar el equilibrio natural del pH de la piel y ayuda a prevenir infecciones. Mezcle una cucharadita de vinagre de sidra de manzana orgánico en un vaso de agua y tómelo dos veces al día, especialmente durante los brotes. Este remedio también es bueno para la salud en general, ya que desintoxica el cuerpo.

  • Mezcle el vinagre de sidra de manzana con agua en una proporción de 1:1 y aplíquelo sólo sobre la piel intacta para aliviarla. Evite la aplicación en áreas agrietadas o sangrantes. Si causa irritación, enjuáguelo.
  • Alternativamente, mezcle una parte de vinagre de sidra de manzana y tres partes de agua tibia. Remoje una toallita en esta solución y úsela como compresa durante aproximadamente un minuto. Repita varias veces al día durante los brotes.

Usted debe ver los resultados dentro de unas pocas semanas si funciona para usted.

3. Pimiento de Cayena

Pimiento de Cayena

Este pimiento rojo picante viene con una gran cantidad de beneficios para la salud y es muy útil para su enfermedad de psoriasis! La capsaicina es el principal ingrediente activo de la pimienta de cayena que los hace picantes. Investigadores en el 2010 reportaron que la capsaicina podría ayudar a reducir los síntomas de inflamación, dolor, enrojecimiento y descamación que se ven comúnmente en la psoriasis.

Para ello, puede utilizar una crema que contenga capsaicina. Usted puede conseguirlo en línea o en su tienda de salud local. Aplique una crema que contenga capsaicina en las áreas donde usted tiene psoriasis.

Precaución: Por favor, no aplique el ungüento de capsaicina en la cara. Por favor, compruebe si usted es alérgico a la pomada de capsaicina, ya que puede causar una sensación de ardor para algunos. Lávese bien las manos con jabón después de su uso.

4. Sal Epsom

 Sal Epsom

Un baño de sal Epsom es ideal para los trastornos de la piel como el eccema y la psoriasis. La sal de Epsom es sulfato de magnesio y tiene propiedades únicas que le dan valor medicinal. Ayuda a aliviar las sensaciones de picor y ardor y suaviza la descamación que se produce con la psoriasis.

Además, es bueno para la relajación y la desintoxicación debido a la alta cantidad de magnesio presente en él. Se diferencia de la sal marina en el hecho de que suaviza la piel y se puede enjuagar por completo. Los expertos dicen que remojar el cuerpo en sales de Epsom aumenta los niveles de magnesio del cuerpo.

  • Mezcle dos tazas de sal de Epsom en una bañera llena de agua tibia.
  • Sumérjase en él de 15 a 20 minutos.
  • Cuando salga del baño, séquese la piel con palmaditas y aplique un buen humectante abundantemente.
  • Haga esto dos o tres veces por semana.

5. Ajo

Ajo

El ajo es otro remedio útil para la psoriasis debido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Inhibe la actividad de una enzima llamada lipoxigenasa que causa la inflamación asociada con la psoriasis. Además, al ser un agente antimicrobiano, ayuda a prevenir infecciones. El factor nuclear kappa B (NF-kB), una molécula que se encuentra en el cuerpo, juega un papel crucial en la inflamación. La activación de esta molécula se ha relacionado con la psoriasis.

Un estudio realizado en 2004 demostró que los derivados del ajo ajoene, el sulfuro de dialilo y la S-alilcisteína inhiben la NF-kB. Un estudio de 2011 sugirió que la aplicación externa de ajo puede ser un remedio eficaz contra la psoriasis. Comer ajo también puede prevenir brotes de psoriasis debido a sus compuestos activos y a la propiedad purificante de la sangre.

  • Mezcle cantidades iguales de aceite de ajo y gel de aloe vera. Aplíquelo en la zona afectada. Déjela encendida durante unos 15 minutos antes de lavarla. Haga esto diariamente hasta que vea mejoría.
  • También puede comer dos o tres dientes de ajo aplastados diariamente. Para obtener mejores resultados, deje reposar los dientes de ajo triturados durante unos 10 minutos antes de comérselos. Si no le gusta el sabor o el olor del ajo, puede tomarlo con leche u optar por suplementos de ajo (consulte a su médico para la dosis adecuada).

6. Aceite de oliva

Aceite de oliva

El aceite de oliva es excelente para tratar la psoriasis porque suaviza la piel, reduciendo así la descamación y la descamación. Un artículo publicado en 2017 reportó que los polifenoles presentes en el aceite de oliva extra virgen son efectivos para prevenir y tratar trastornos inmunes como la psoriasis.

Un estudio realizado en 2003 demostró que una mezcla de miel, cera de abeja y aceite de oliva era eficaz en el tratamiento de los síntomas de la psoriasis.

  • La aplicación generosa de aceite de oliva tibio en la zona afectada puede ayudar a tratar la psoriasis. Vuelva a aplicar varias veces al día hasta que obtenga resultados positivos.
  • Alternativamente, agregue dos gotas de aceite de caléndula y una gota de aceite de orégano a una taza de aceite de oliva. Aplíquelo en la zona afectada. Déjela encendida durante unas horas antes de lavarla. Repita varias veces al día durante los brotes.

Al igual que el aceite de oliva, el aceite de coco también alivia los síntomas de la psoriasis.

7. Cúrcuma

Cúrcuma

La cúrcuma es un condimento maravilloso para guardar en el gabinete de su cocina. Tiene usos multipropósito que están más allá del alcance de este artículo. Desde la antigüedad, se ha utilizado para el tratamiento de enfermedades de la piel en la India.

La cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Su compuesto activo curcumina combate la inflamación e inhibe una enzima llamada fosforilasa cinasa que es responsable del crecimiento de las células de la piel.

Los científicos han investigado la eficacia de la cúrcuma en el tratamiento de la psoriasis. Un estudio clínico realizado en el año 2000 demostró que el 50% de los pacientes presentaban una eliminación del 90% de los síntomas de la psoriasis en un plazo de 2 a 6 semanas cuando eran tratados con gel de curcumina, mientras que los demás mostraron una mejoría del 50-85% después de 3 a 8 semanas. Este resultado fue apoyado por otro estudio realizado en 2015, que sugirió que la aplicación de gel de cúrcuma puede ser una terapia alternativa para las personas con psoriasis en placas.

  • Mezcle una cucharadita de polvo de cúrcuma en un vaso de leche de almendras o leche de coco diluida en agua (1:2) y endúlcela con miel. Bébalo diariamente durante al menos unas cuantas semanas. También puede incluir esta especia en su cocina. Tomarlo internamente beneficiará su salud en general.
  • Alternativamente, haga una pasta espesa agregando suficiente agua a una cucharadita de polvo de cúrcuma. Aplíquelo en la zona afectada, cúbralo con una gasa y déjelo toda la noche. A la mañana siguiente, retire la gasa y enjuague la piel con agua tibia. Vuelva a aplicar después de un par de horas. Haga esto diariamente hasta que esté satisfecho con los resultados.

Nota: No tome cúrcuma si tiene problemas de vesícula biliar, ya que puede empeorarlos. Además, si usted tiene problemas de coagulación de la sangre o está tomando medicamentos para la diabetes, consulte a su médico antes de tomar esta hierba.

8. Regaliz

Regaliz

El regaliz se ha utilizado en la medicina china durante mucho tiempo para el tratamiento de la psoriasis. En la actualidad, se utiliza en el tratamiento de la dermatitis y el eczema. Los estudios han encontrado que la raíz de regaliz es buena para condiciones de la piel como el eczema, la rosácea y la psoriasis debido a su compuesto llamado glicirrhizina.

Por lo tanto, ayuda a reducir el enrojecimiento y la irritación. Además, tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que reducen la inflamación y benefician la piel.

  • Aplique un 2 por ciento de gel o crema de regaliz en el área afectada dos veces al día durante varias semanas.
  • Alternativamente, hierva dos cucharaditas de raíz de regaliz seca en seis tazas de agua y déjela hervir a fuego lento durante unos 40 minutos. Enfriar y colar la solución. Sumerja una toallita en esta solución y úsela como compresa varias veces al día.
  • Otra opción es llenar un frasco con raíz de regaliz, verterle aceite de oliva, cerrar la tapa y reservar durante cuatro a seis semanas (o calentar la mezcla a fuego lento durante varias horas). Colar el aceite. Aplíquelo en la zona afectada. Déjela puesta hasta que se absorba completamente. Úselo dos o tres veces al día hasta que vea mejoría.

Remedios Caseros para la Psoriasis

9. Glicerina

Glicerina

La glicerina se considera excelente para la piel, ya que atrae la humedad y por lo tanto ayuda a mantener una piel hermosa y saludable.

Los investigadores creen que la glicerina presente en la glicerina juega un papel en la maduración de la piel y permite que ésta madure adecuadamente.

  • Aplique abundantemente glicerina en el área afectada.
  • Déjela encendida el mayor tiempo posible.
  • Utilícelo dos o tres veces al día durante algunas semanas o hasta que esté satisfecho con los resultados.

10. Aloe Vera

Aloe Vera

Aloe vera gel es un tratamiento tópico efectivo para muchos problemas de la piel como quemaduras solares, piel dañada, quemaduras y muchos otros. También proporciona alivio de los síntomas de la psoriasis al tratar la irritación de la piel suavizándola e hidratándola de nuevo. Forma una capa protectora sobre la piel rota y favorece la cicatrización.

Además, es rico en muchas moléculas bioactivas que tienen compuestos antioxidantes, antibacterianos y antiinflamatorios. Por lo tanto, ayuda a combatir la inflamación y estimula el sistema inmunológico.

  • Extraer el gel translúcido de una hoja de Aloe vera.
  • Aplíquelo en la zona afectada.
  • Déjela puesta hasta que la piel la absorba completamente.
  • Repetir tres veces al día durante varias semanas.

Puede usar este remedio de Aloe vera para tratar el eccema, la dermatitis y otras alergias de la piel también.

Consejos adicionales para el cuidado en el hogar

  • Báñese o dúchese diariamente, pero no frote la piel con demasiada fuerza, ya que puede irritarla y provocar un ataque. Use un jabón para el cuerpo en lugar de jabón en barra, que puede estar secándose.
  • Mantenga la piel húmeda y limpia.
  • Use humidificadores para agregar humedad al aire.
  • Evite rascarse y rascarse las lesiones.
  • Use ropa suave hecha de fibras naturales como algodón y lino.
  • Evite los desencadenantes de la psoriasis que pueden causar brotes.
  • Manténgase alejado de tintes y perfumes que puedan irritar su piel.
  • La exposición al sol adecuada también ayuda en el tratamiento de la psoriasis Según la National Psoriasis Foundation, la exposición a los rayos UVB ayuda a ralentizar la tasa de crecimiento y desprendimiento de las células de la piel. Algunos profesionales médicos recomiendan que los pacientes con psoriasis tomen el sol al menos tres veces a la semana durante unos 30 minutos. Sin embargo, recuerde evitar las quemaduras solares. Asegúrese de consultar a un dermatólogo para averiguar cuánta exposición al sol sería apropiada para usted y si necesita aplicarse protector solar.
  • Utilice técnicas de relajación para controlar el estrés, uno de los desencadenantes más comunes de la psoriasis.

Entre el 10 y el 30 por ciento de los pacientes que sufren de psoriasis tienden a desarrollar artritis psoriásica. Por lo tanto, consulte a su médico si tiene síntomas de artritis.

Comenta esta nota!

Remedios caseros