Los Padrastros

LOS PADRASTROS

Parecen intrascendentes, pero solo hasta que se enganchan en alguna cosa, lo cual suele ocurrir a cada momento. Se trata de trocitos de piel muy molestos que se parten alrededor de la base de las uñas. La piel que rodea las uñas contiene poca grasa, por lo que tiende a secarse y desprenderse. Los padrastros son piel muerta.

Son particularmente frecuentes en las mujeres que tienen las manos en agua durante mucho tiempo o se cortan las uñas con los dientes. Sin embargo, pueden producirse en cualquier persona que, debido a su trabajo, tenga las manos muy secas. Los padrastros (asi como las manos agrietadas y el eccema) son especialmente frecuentes en los empleados de correos, puesto que trabajan todo el tiempo con papel, el cual absorbe las grasas de las manos.

Los siguientes consejos pueden ser de utilidad para evitar y cuidar los padrastros.

padrastro en las uñas

Remedios caseros para los padrastros

REMEDIOS CASEROS PARA LOS PADRASTROS.

CORTARLOS.

Conviene cortarlos en cuanto aparezcan para evitar que empeoren. Basta con recortar los pequeños trocitos de piel con unas tijeras afiladas y esterilizadas. Antes de cortar un padrastro, se recomienda sumergir la mano en una solución de agua o de agua con aceite para ablandarlo.

Cortarlos cuando están secos y duros puede causar heridas. Es muy fácil cortarse la piel sana de alrededor.

REMOJAR LAS MANOS.

Sumergir las manos en una solución de agua y aceite ayuda a evitar los padrastros. Se recomienda mezclar 4 tapones de aceite de baño por cada medio litro de agua caliente. Se introducen las puntas de los dedos en esta mezcla durante 10-15 minutos.


SER RADICAL CON EL PROBLEMA.

Si los padrastros causan muchos problemas, puede frotarse el dedo afectado con una crema emoliente o ungüento antes de irse a dormir y cubrirlo con un plástico. El plástico permite que se mantenga la humedad durante la noche.

NO MORDERSE LAS UÑAS.

Las personas que tienden a morderse las uñas cuando están nerviosas, deben intentar llevar prendas con bolsillos. Se recomienda poner una mano en cada bolsillo y dejarla allí hasta recuperar la calma.

padrastros

ADOPTAR EL HÁBITO DE HUMEDECERSE LAS MANOS.

Para prevenir los padrastros, deben humedecerse las cutículas cada día. Conviene aplicar una loción sobre el tejido que rodea las uñas y frotar para mantener blanda la zona. Para obtener mayor alivio, se puede calentar la loción al baño María. También resulta útil frotarse la cutículas mediante aceite de oliva o girasol.

TENER CUIDADO CON LAS CUTÍCULAS.

Debido a que los padrastros suelen producirse alrededor de la cutícula, mucha gente trata de evitarlos utilizando reblandece-dores de cutícula. Los expertos no aconsejan su empleo, puesto que el hidróxido de sodio que contienen es cáustico y puede destruir la piel y causar irritación si se deja durante tiempo prolongado.

FUENTES DE INFECCIÓN EN LOS PADRASTROS.

Las lesiones que se producen al arrancar o morder los padrastros pueden acabar en infección. La boca está llena de microbios, así como las cosas que se tocan con las manos, y una herida, por pequeña que sea, puede servir para introducir un microbio.

En esta zona del cuerpo, la infección puede dar lugar a un panadizo, una molesta inflamación que va dando la vuelta a la uña y produce un dolor intenso, además de pus. Si la infección progresa, a menudo es necesario eliminar el pus mediante una pequeña intervención quirúrgica. Si sospecha que hay infección, se debe acudir al médico lo antes posibles.

padrastros

VERRUGAS Y PADRASTROS: UNA RELACIÓN ESTRECHA.

Las verrugas están producidas por un virus; por lo tanto, se trata de una infección que puede contagiarse de una persona a otra y de una parte del cuerpo a otra de la misma persona. La costumbre de arrancarse o morderse los padrastros da lugar a pequeñas lesiones que constituyen una puerta de entrada excelente para estos virus; a través de esta pequeña lesión, puede colarse el virus de la verruga que se encuentra en el dedo de un pie (si la persona se toca el pie con esta mano) e incluso un virus procedente de otra persona.

Remedios caseros