Equinácea usos y propiedades




Plantas medicinales Equinácia
Plantas medicinales Equinácia

Echinacea purpurea.

Echinacea angustifolia.

Echinacea pallida.

SE USA: Planta entera y raíces

Historia de la planta Equinácea.

El Dr.Meyer, un curandero que iba por el Far West vendiendo remedios caseros con su carreta, fue el descubridor de esta planta que ya utilizaban los indios de las praderas como antídoto de las mordeduras de la serpiente de cascabel. En Estados Unidos la denominan «coneflower», debido a que la flor tiene forma cónica, mientras que el termino echinacea deriva de Echinos (erizo), porque el cono del capitulo floral cónico es de consistencia dura, como si fueran las espinas del erizo.




Crece en las llanuras y praderas de los Estados Unidos, especialmente en los estados centrales y occidentales, entre Illinois y Nebraska.

La especie Echinacea purpurea es la más popular en Europa, mientras que la E.angustifolia lo es más en EEUU, y ello es debido a que la primera especie es más ornamental y fácil de cultivar en el jardín, mientras que la segunda es la más frecuente en las praderas de Norteamérica.

Usos de la planta Equinácea

La acción estimulante inmunitaria se ha relacionado con los polisacáridos, denominados echinacósidos. Los polisacáridos tienen además una acción estimulante sobre los fibroblastos, las células básicas del sistema conjuntivo cuyo funcionamiento está íntimamente relacionado con la regeneración de los tejidos, con la formación de tejido nuevo a partir de células germinales.

Los Remedios caseros a base de Equinácea angustifolia se utilizan para estimular y aumentar la resistencia in especifica corporal, especialmente en los casos de procesos infecciosos de garganta, nariz y oido, como la gripe y el resfriado común, y como un tratamiento alternativo en casos de gripe, ulceraciones y llagas de la piel y heridas inflamadas o sobre infectadas, abscesos, forónculos, úlceras en las piernas, herpes simple, inflamaciones del tejido conectivo, dolor de cabeza, problemas metabólicos, etc. También se utiliza por su capacidad anteséptica y como promotor de la sudoración.

En los catarros y la gripe se recomienda su administración a los primeros síntomas, ya que el estimulo inmunitario no se produce de manera inmediata, necesita unos días o unas semanas.

La mayoría de estudios científicos han demostrado que la equinácea aumenta en número y movilidad de los linfocitos, los glóbulos blancos de la sangre, y especialmente de la estirpe de los fagocitos.

Por otra parte, también se le atribuye un efecto anti inflamatorio moderado.

Esta planta también se incluye en formulaciones destinadas al tratamiento del prostatismo.

No se recomienda como tratamiento de tuberculosis, leucosis, colagenosis, esclerosis múltiple, SIDA ni de otras enfermedades auto inmunitarias.

Aplicación de la planta Equinácea




La podemos encontrar de diversas maneras: como planta seca (para preparar tisanas), en cápsulas (de planta en seco, de extractos) o en tinturas hidroalcohólicas. Todas ellas conservan las propiedades medicinales de la planta.

Tradicionalmente, la equinácea se ha mostrado efectiva cuando se usa de forma intermitente o durante periodos relativamente cortos de tiempo.

Generalmente se toman varias dosis al día, entre tres y seis, y si se considera necesario se repetirá esta dosis durante periodos entre cuatro a seis semanas seguidas, dejando posteriormente un lapso de tiempo suficiente de descanso.

Ten en cuenta que la equinácea no es un sustituto de un tratamiento antibiótico cuando éste esta indicado.

No se conocen efectos indeseables en caso de dosificación excesiva. Se ha observado alguna reacción alérgica cuando los extractos se han administrado en forma inyectable.

¿Equinácea en el jardín?

Como hemos dicho, la equinácea es una planta con una flor extremadamente hermosa, que luce en cualquier jardín. Sorprendente mente, pocos jardines la tienen en Europa a pesar de que su cultivo no es complicado. En nuestro jardín, la Equinácea nos puede proporcionar un interesante remedio medicinal, así como un bálsamo para la vista con el bello espectáculo de sus flores, que se alargan desde la temprana primavera hasta hasta fibnales de septiembre.

Apta para territorios frescos de España, es más difícil el hacerla crecer en el Sur, porque es una planta de clima templado.