Remedios caseros para las quemaduras de sol

Quemaduras de Sol

Las quemaduras de sol son producidas por estar expuestos durante varias horas de sol, vemos que nuestra piel se vuelve rojiza y dolorida y al tacto notamos que desprende calor. Si después de estar expuestos al sol se nos pone la piel así posiblemente tengamos una quemadura producida por el sol.

Estar expuestos a muchas horas de sol en las horas puntas y repetida mente suele ocasionar quemaduras solares y puede aumentar el riesgo de sufrir ciertas enfermedades como podrían ser;

  • Piel seca o arrugada.
  • Manchas oscuras.
  • Manchas ásperas.
  • Cáncer en la piel.

Las quemaduras solares son tan molestas que tendremos que esperar unos cuantos días o mas en desaparecer.

Una forma fácil de no tener estas quemaduras producidas por el sol, es  proteger bien la piel y eso hay que hacerlo tanto en días de mucho calor y en días nublados.

Síntomas;

Algunos síntomas  de tener una quemadura son.

  • Color rosado o enrojecimiento
  • Piel que se siente cálida o caliente al tacto
  • Dolor, sensibilidad y picazón
  • Hinchazón
  • Ampollas pequeñas llenas de líquido que pueden romperse
  • Si las quemaduras por el sol son graves, dolor de cabeza, fiebre, náuseas y fatiga

Cuando consultar a un medico.

Por norma general hay que consultar a un especialista si notas que en la quemadura solar  ves que te salen ampollas y la quemadura se extiende, Tienes fiebre y dolor intenso o dolor de cabeza, nauseas o escalofríos, y si en unos días no ves mejoría.

Remedios caseros para las quemaduras de sol

Antes incluso de que disminuyera la capa de ozono, ir a la playa podía representar volver con la piel quemada. Pero ahora, cuando llegan a la superficie de la Tierra rayos ultravioletas más peligrosos, reducir la exposición al sol es esencial, en particular en verano durante las horas más calurosas del día, de las 10 de la mañana a las 3 de la tarde. La mejor prevención es llevar un filtro solar con un factor de protección 15 de forma continua.
En caso de quemadura solar, he aquí algunos remedios caseros para aliviar las molestias.

TOMAR UN ANALGÉSICO.

El dolor, el picor y la hinchazón provocados por las quemaduras leves o moderadas pueden aliviarse tomando una aspirina cada 4 horas. Una dosis equivalente de paracetamol es igualmente efectiva, así como el ibuprofeno cada 8 horas.

APLICAR COMPRESAS DE AGUA FRÍA.

Se puede usar agua del grifo y añadirle cubitos de hielo. Se empapa bien un paño con agua fría y se extiende sobre la zona quemada. La operación se repite a medida que el paño se va calentando. Debe realizarse varias veces al día durante 10-15 minutos.

USAR LECHE DESNATADA.

La proteína de la leche constituye un buen calmante para la quemadura. Se mezcla una taza de leche desnatada con 4 tazas de agua y se añaden cubitos de hielo. Se aplica en forma de compresas en la zona afectada durante 15-20 minutos, cada 2 o 4 horas.

EMPLEAR HARINA DE AVENA.

Es recomendable el agua de harina de avena porque calma la piel. Se envuelve la harina de avena en una gasa y se pone en un recipiente con agua fría. A continuación, se retira la harina de avena, se moja la gasa en el líquido obtenido y se aplica en la zona afectada cada 2-4 horas.

UTILIZAR AGUA DE HAMAMELIS.

Se humedece un paño en agua de hamamelis y se aplica a menudo sobre las quemaduras. En áreas pequeñas, se pueden utilizar volitas de algodón previamente mojadas en el liquido.

COMO ALIVIAR LAS QUEMADURAS DE SOL 

Utilizar una bolsa de hielo.Si la quemadura solar es leve, usar una bolsa de hielo puede tener efectos calmantes. Se envuelve con un paño húmedo y se coloca sobre la zona afectada.

Beber en abundancia. Es fundamental beber mucho agua para contrarrestar el efecto secante de la quemadura.

Emplear Áloe. Existen evidencias cada vez mayores de las propiedades cicatrizantes de áloe. Se corta una hoja y se aplica el jugo obtenido sobre la quemadura. Previamente conviene poner una pequeña cantidad en un área de piel sana para asegurarse de que no se es alérgico.

Tomar un baño para reducir el dolor. Una alternativa a las compresas, especialmente en áreas extensas, es un baño con agua fría. Se va añadiendo el agua que haga falta para mantenerla a temperatura constante. Para secarse, conviene no frotarse la piel con la toalla para no provocar más irritaciones. Pueden añadirse 250 ml de vinagre blanco o bicarbonato de sodio al agua del baño.

Aplicar un anestésico local. Si las quemaduras no son graves, un anestésico puede aliviar el dolor y el picor. Debe contener benzocaína, alcohol bencílico, lidocaína o hipo-cloruro de difenhidramina. Los aerosoles son más fáciles de aplicar que las cremas o los ungüentos. Se humedece  un poco una gasa o un algodón y se pasa por el rostro, evitando el contacto con los ojos.

NO COMETER EL MISMO ERROR DOS VECES

Tras sufrir una quemadura solar, la piel tarda de 3 a 6 meses en recuperar su estado normal. Cuando se queman, las capas superiores de la piel se caen y la nueva piel que aparece debajo es aún más sensible que la primera. Esto significa que se quemará más rápidamente.

Para evitarlo, conviene:

  • Aplicarse un protector solar 30 minutos antes de salir al exterior, incluso si está nublado (los rayos más dañinos pueden atravesar las nubes). No debes olvidarte los labios, las orejas, las manos y la nuca.
  • Tener especial cuidado entre las 10 de la mañana y la una del mediodía, que es cuando los rayos del sol son más verticales.
  • Si se desea tomar el sol, debe hacerse gradualmente. Se empieza con 15 minutos al día y se aumenta el tiempo de exposición en unos pocos minutos cada día.
  • Deben usarse prendas protectoras cuando no se esté nadando o tomando el sol. Llevar sombrero, telas de hilado tupido y manga larga ayuda a evitar el contacto exagerado del sol con la piel.
Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.

ÚLTIMOS REMEDIOS

Remedios caseros